jueves, mayo 23, 2024
More
    spot_imgspot_img

    TOP 5 DE LA SEMANA

    spot_imgspot_imgspot_img

    Related Posts

    Rusia afirma que Ucrania intentó atacar al Kremlin; Kyiv lo niega

    Rusia afirmó que frustró un ataque de drones ucranianos contra el Kremlin el miércoles por la mañana, calificándolo como un intento fallido de asesinato contra el presidente Vladimir Putin y prometiendo represalias por lo que denominó un acto “terrorista”. Ucrania negó cualquier participación y dijo que Moscú podría usarla para una mayor escalada de la guerra.

    Putin no estaba en el Kremlin en ese momento y estaba en su residencia de Novo-Ogaryovo en las afueras de Moscú, dijo su portavoz Dmitry Peskov a la agencia estatal de noticias rusa RIA Novosti.

    No hubo una verificación independiente del ataque informado al Kremlin, que las autoridades rusas dijeron que ocurrió durante la noche pero no presentaron evidencia para respaldarlo. También surgieron preguntas sobre por qué el Kremlin tardó horas en informar el incidente y por qué también aparecieron videos tan tarde ese día.

    Un video publicado durante la noche en un canal local de Telegram de noticias de Moscú, filmado desde el otro lado del río desde el Kremlin, parecía mostrar humo que se elevaba sobre los edificios. No fue posible determinar su veracidad. Según el texto que acompaña a las imágenes, los residentes de un edificio de apartamentos cercano informaron haber escuchado explosiones y visto humo alrededor de las 2:30 a.m.

    El Kremlin dijo que las fuerzas militares y de seguridad rusas detuvieron los drones antes de que pudieran atacar. Nadie resultó herido, agregó.

    El sitio web del Kremlin dijo que los escombros de los drones cayeron en los terrenos del hito de Moscú sin sufrir daños.

    El asesor presidencial de Ucrania, Mykhailo Podolyak, negó cualquier participación.

    “Ucrania no tiene nada que ver con los ataques con drones contra el Kremlin”, dijo. Dijo que los reclamos proporcionarían un pretexto para que Rusia “justifique ataques masivos en ciudades ucranianas, en la población civil, en instalaciones de infraestructura” en los próximos días.

    En Washington, los funcionarios de inteligencia estadounidenses estaban investigando el miércoles las afirmaciones rusas, pero aún no habían tomado una determinación, según un funcionario estadounidense familiarizado con el asunto. El funcionario habló bajo condición de anonimato para discutir la evaluación en curso.

    El secretario de Estado de EE. UU., Antony Blinken, hablando en Washington en un evento del Día Mundial de la Libertad de Prensa, dijo que había visto los informes pero que “no puedo validarlos de ninguna manera. Simplemente no lo sabemos”.

    Añadió: “Tomaría cualquier cosa que saliera del Kremlin con un salero muy grande. Entonces, veamos. Veremos cuáles son los hechos y es realmente difícil comentar o especular sobre esto sin saber realmente cuáles son los hechos”.

    El supuesto ataque con drones sería una escalada significativa en el conflicto de 14 meses , con Ucrania llevando la guerra al corazón del poder ruso.

    El presunto ataque provocó de inmediato llamadas en Rusia de figuras pro-Kremlin en Rusia para llevar a cabo asesinatos de altos líderes en Ucrania.

    El Kremlin afirmó que el ataque fue planeado para interrumpir el Día de la Victoria, que Rusia celebra en la Plaza Roja el 9 de mayo para conmemorar la derrota de la Alemania nazi en la Segunda Guerra Mundial. Peskov dijo que el desfile se llevaría a cabo según lo programado.

    Poco antes de que saliera la noticia sobre el presunto ataque, el alcalde de Moscú, Sergei Sobyanin, prohibió el uso de drones en la capital rusa, con excepción de los drones lanzados por las autoridades.

    Sobyanin no ofreció ninguna razón para la prohibición, solo dijo que evitaría el «uso ilegal de drones que pueden obstaculizar el trabajo de las fuerzas del orden».

    Los reclamos se produjeron cuando el presidente ucraniano, Volodymyr Zelenskyy, realizó una visita no anunciada a Helsinki para conversar con los líderes de cinco países nórdicos. Está tratando de asegurar una mayor potencia de fuego para sus fuerzas armadas mientras descubren cómo desalojar a las tropas rusas de las áreas ocupadas de Ucrania.

    Zelenskyy dijo en una conferencia de prensa en Helsinki antes del ataque con drones de Rusia que afirma que la contraofensiva de Ucrania llegará “muy pronto”. Este año “será decisivo… para la victoria”, dijo.

    Los países nórdicos —Finlandia, Suecia, Noruega, Dinamarca e Islandia— han estado entre los patrocinadores más firmes de Kiev desde la invasión a gran escala de Ucrania por parte de Rusia en febrero de 2022. Antes de la reunión con Zelenskyy en la capital de Finlandia, los funcionarios nórdicos parecían dispuestos a proporcionar más ayuda a medida que la guerra se extiende a su mes 15.

    “Todavía existe una necesidad urgente de apoyo militar para garantizar que los ucranianos se mantengan lo más fuertes posible en la lucha contra Rusia”, dijo el primer ministro danés, Frederiksen, en un comunicado.

    El primer ministro noruego, Jonas Gahr Støre, otro de los asistentes a la cumbre, dijo: “Aquí en el norte, tenemos un vecino ruso más impredecible y agresivo, y es importante que discutamos juntos cómo enfrentar esta nueva situación”.

    Las conversaciones se produjeron un día después de que funcionarios estadounidenses dijeran que Washington planea enviar a Ucrania unos 300 millones de dólares en ayuda militar adicional , incluida una enorme cantidad de proyectiles de artillería, obuses, cohetes aire-tierra y municiones.

    Todas las armas se retirarán de las existencias del Pentágono, para que puedan ir rápidamente al frente, según los funcionarios que hablaron bajo condición de anonimato porque la ayuda aún no se ha anunciado formalmente.

    Por otra parte, Rusia usó drones de fabricación iraní durante su tercer ataque a la capital de Ucrania en seis días.

    Se escucharon explosiones en Kiev y en otros lugares durante la noche cuando las defensas aéreas ucranianas derribaron 21 de los drones rusos, dijo el Comando de la Fuerza Aérea de Ucrania. No se reportaron daños ni víctimas

    Mientras tanto, se produjo un incendio masivo en un depósito de petróleo ruso, dijeron funcionarios locales el miércoles.

    El depósito estalló en llamas en la región de Krasnodar, en el sur de Rusia, ubicada al este de la península de Crimea controlada por Rusia, según el gobernador de Krasnodar, Veniamin Kondratyev.

    No dijo qué causó el incendio, que se describió como extremadamente difícil de apagar. Pero algunos medios de comunicación rusos dijeron que probablemente fue causado por un ataque con drones ucranianos durante la noche. No hubo comentarios oficiales sobre esa posibilidad.

    Los residentes locales escucharon una explosión poco antes de que estallara el fuego, dijo el sitio de noticias ruso Baza.

    Los analistas militares creen que Ucrania está apuntando a las líneas de suministro en la retaguardia rusa mientras se prepara para una posible contraofensiva en medio de la mejora de las condiciones climáticas y mientras recibe grandes cantidades de armas y municiones de sus aliados occidentales.

    Las explosiones también descarrilaron un tren de carga ruso y golpearon un aeródromo ruso en los últimos días. El fin de semana pasado, un gran incendio estalló en un depósito de petróleo en Crimea después de que dos aviones no tripulados de Ucrania lo alcanzaran, dijo un funcionario designado por Rusia.

    Anticipándose a una contraofensiva ucraniana, las fuerzas rusas están enfocadas en destruir rutas logísticas y centros de las fuerzas armadas de Ucrania con ataques de largo alcance, dicen oficiales militares de Kiev.

    Al mismo tiempo, Rusia planea continuar las conversaciones con las Naciones Unidas y otras partes de un acuerdo en tiempos de guerra para facilitar los envíos agrícolas del Mar Negro , dijo el viernes el secretario de prensa del Kremlin, Dmitry Peskov, antes de las conversaciones.

    El miércoles temprano, la portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia, Maria Zakharova, confirmó que se llevaría a cabo en Moscú una nueva ronda de consultas entre Rusia y la ONU sobre el acceso de los productos agrícolas y fertilizantes rusos al mercado mundial.

    Firmado en julio y renovado dos veces, la más reciente en marzo, el acuerdo desbloqueó los envíos de cereales ucranianos que estaban retenidos en los puertos bloqueados del país el año pasado. El acuerdo expirará el 18 de mayo a menos que Rusia acepte su renovación.

    En las últimas bajas civiles ucranianas, tres personas murieron y cinco resultaron heridas cuando lo que se describió como el único supermercado en funcionamiento en la ciudad de Kherson, en el sur de Ucrania, fue atacado alrededor de las 11 a.m. del miércoles, según el Ministerio del Interior de Ucrania.

    Se introducirá un toque de queda las 24 horas en Kherson desde las 8 pm del viernes hasta las 6 am del lunes, anunció el gobernador de Kherson, Oleksandr Prokudin.

    “Durante estas 58 horas está prohibido circular o permanecer en las calles de la ciudad. Además, la ciudad estará cerrada para la entrada y salida”, dijo.

    La medida es necesaria, dijo en un video en las redes sociales, “para que los agentes del orden puedan hacer su trabajo y no ponerte en peligro”, pero no dio más detalles.

    Según los informes, tanto Rusia como Ucrania han experimentado escasez de municiones después de un invierno de bombardeos de largo alcance y ataques con misiles. El gobierno de Ucrania ha estado presionando a sus aliados para que le den más mientras los funcionarios consideran cuándo y cómo podrían comenzar a tratar de expulsar a las fuerzas rusas del territorio ucraniano que han ocupado.

    ARTICULOS POPULARES