jueves, mayo 23, 2024
More
    spot_imgspot_img

    TOP 5 DE LA SEMANA

    spot_imgspot_imgspot_img

    Related Posts

    «Juicio Antimonopolio Cuestiona el Dominio de Google en Búsquedas»

    WASHINGTON (AP) — Google enfrentará una amenaza a su motor de búsqueda dominante a partir del martes, cuando los reguladores federales lancen un intento de desmantelar su imperio de Internet en el mayor juicio antimonopolio en Estados Unidos en un cuarto de siglo.

    Durante las próximas 10 semanas, abogados federales y fiscales generales estatales intentarán demostrar que Google manipuló el mercado a su favor al bloquear su motor de búsqueda como la opción predeterminada en una gran cantidad de lugares y dispositivos. El juez de distrito estadounidense Amit Mehta probablemente no emitirá un fallo hasta principios del próximo año. Si decide que Google violó la ley, otro juicio decidirá qué medidas se deben tomar para controlar a la empresa con sede en Mountain View, California.

    Se espera que testifiquen altos ejecutivos de Google y su matriz corporativa Alphabet Inc., así como de otras poderosas empresas tecnológicas. Entre ellos probablemente se encuentre el director ejecutivo de Alphabet, Sundar Pichai, quien sucedió al cofundador de Google, Larry Page, hace cuatro años. Los documentos judiciales también sugieren que Eddy Cue, un alto ejecutivo de Apple, podría ser llamado al estrado.

    El Departamento de Justicia presentó su demanda antimonopolio contra Google hace casi tres años durante la administración Trump, acusando a la compañía de haber utilizado su dominio en las búsquedas en Internet para obtener una ventaja injusta frente a sus competidores. Los abogados del gobierno alegan que Google protege su franquicia a través de una forma de soborno, desembolsando miles de millones de dólares anualmente para ser el motor de búsqueda predeterminado en el iPhone y en navegadores web como Safari de Apple y Firefox de Mozilla.

    Los reguladores también acusan a Google de haber manipulado ilegalmente el mercado a su favor al exigir que su motor de búsqueda se incluya con su software Android para teléfonos inteligentes si los fabricantes de dispositivos quieren acceso completo a la tienda de aplicaciones de Android.

    Google responde que enfrenta una amplia gama de competencia a pesar de controlar alrededor del 90% del mercado de búsquedas en Internet. Sus rivales, sostiene Google, van desde motores de búsqueda como Bing de Microsoft hasta sitios web como Amazon y Yelp, donde los consumidores pueden publicar preguntas sobre qué comprar o dónde ir.

    Desde la perspectiva de Google, las constantes mejoras en su motor de búsqueda explican por qué la gente sigue volviendo a él casi por reflejo, un hábito que hace mucho tiempo hizo que “googlear” fuera sinónimo de buscar cosas en Internet.

    El juicio comienza apenas un par de semanas después del 25º aniversario de la primera inversión en la empresa: un cheque de 100.000 dólares emitido por el cofundador de Sun Microsystems, Andy Bechtolsheim, que permitió a Page y Sergey Brin establecerse en un garaje de Silicon Valley.

    Hoy en día, la empresa matriz de Google, Alphabet, vale 1,7 billones de dólares y emplea a 182.000 personas, y la mayor parte del dinero proviene de 224.000 millones de dólares en ventas anuales de publicidad que fluyen a través de una red de servicios digitales anclados en un motor de búsqueda que responde a miles de millones de consultas al día.

    El caso antimonopolio del Departamento de Justicia se hace eco del que presentó contra Microsoft en 1998. Los reguladores acusaron entonces a Microsoft de obligar a los fabricantes de computadoras que dependían de su sistema operativo dominante Windows a incluir también Internet Explorer de Microsoft, justo cuando Internet comenzaba a generalizarse. Esa práctica de agrupación aplastó la competencia del otrora popular navegador Netscape.

    Varios miembros del equipo del Departamento de Justicia en el caso de Google, incluido el principal litigante del Departamento de Justicia, Kenneth Dintzer, también trabajaron en la investigación de Microsoft.

    Google podría verse obstaculizado si el juicio termina en concesiones que socaven su poder. Una posibilidad es que la empresa se vea obligada a dejar de pagar a Apple y a otras empresas para que conviertan a Google en el motor de búsqueda predeterminado en teléfonos inteligentes y computadoras.

    O la batalla legal podría hacer que Google pierda el foco. Eso es lo que le pasó a Microsoft después de su enfrentamiento antimonopolio con el Departamento de Justicia. Distraído, el gigante del software luchó por adaptarse al impacto de las búsquedas en Internet y los teléfonos inteligentes. Google aprovechó esa distracción para saltar de sus raíces de startup a una imponente potencia.

    ARTICULOS POPULARES