jueves, mayo 23, 2024
More
    spot_imgspot_img

    TOP 5 DE LA SEMANA

    spot_imgspot_imgspot_img

    Related Posts

    Asesino de Chantal Jiménez había sido apresado por dispararle en otra ocasión

    El expareja de la joven periodista Chantal Jiménez, quien terminó matándolo ayer, fue detenido por dispararle en el pasado y fue liberado gracias a las gestiones de los familiares de la víctima.

    Así lo dijo este domingo el padre de la niña, Roque Jiménez, quien, entre pena y lágrimas, lamentó que el hombre al que trataba como familia lo traicionara. «Mi Chanty, nunca más lo volveré a ver. Yo… Él siempre está conmigo en los altibajos, y… (llorando) que Jensy me viene a dedicar», dijo en un comunicado que sucedió en el medio. Canal de mensajes CDN. Roque le contó a esta psíquica que una vez Jensy Graciano fue a la casa donde estaba su hija y disparó un arma, por lo que fue detenida y se emitió una orden de alejamiento en su contra. Pero él (Roque) llamó a su hija para que fuera (donde él está detenido) para que lo liberaran. Esto se debe a que Jensy le habría asegurado que no había nada más, que no seguiría adelante con su hija.

    COSAS RELACIONADAS
    Un hombre mató a la comunicadora Chantal Jiménez y luego se suicidó
    País
    Un hombre mató a la comunicadora Chantal Jiménez y luego se suicidó
    “Estaba en la cárcel y le dije: Chanty, ven, que suelten a Gaby y a Jensy. Así lo dejamos por ahora… Cuando me llamaron ayer, no lo podía creer. Yo le dije: Gaby, descansa… Cuando llegué y los encontré a los dos tirados ahí..

    Dijo que cuando fue liberado, se consideró que Jensy, quien tras la muerte de Chantal se suicidó, lo llamó desde la ciudad de Santiago, como prueba de que ya todo está bien, que nada – hacer.

    La muerte de Chantal, de 25 años, de un balazo en la cabeza, al igual que la del asesino, ocurrió en la localidad de Fernández, en el Distrito Nacional, donde la niña había ido a esperar a su padre. Roque dijo que su hija estaba trabajando y, antes de irse, la llamó para pedirle que la recogiera. Mientras tanto, él y uno de sus amigos se dirigían al lugar donde lo habría visto el asesino. “No hay perdón de Dios. Este es el tiempo que no queremos que llegue, porque si un hijo entierra a su padre, está bien, pero un padre no entierra a un hijo… La vida no puede ser así, ¡no!», lamentó.

    Sujeto –

    ARTICULOS POPULARES