domingo, mayo 26, 2024
More
    spot_imgspot_img

    TOP 5 DE LA SEMANA

    spot_imgspot_imgspot_img

    Related Posts

    Cerca de 50 agentes del FBI, entre otros agentes federales, trabajaron el 6 de enero: Archivo judicial

    La fuerte presencia de agentes federales encubiertos constituyó una «trampa inducida a todos los que se encontraban en el Capitolio», escribió el acusado William Pope.

    Casi 50 agentes especiales del FBI y miembros de la Fuerza de Tarea Conjunta contra el Terrorismo (JTTF), incluido personal de contrainteligencia del Ejército de EE.UU., Seguridad Nacional y Servicio de Investigación Criminal Naval (NCIS), estuvieron de servicio el 6 de enero de 2021 y posteriormente prestaron declaración jurada en causas penales federales del 6 de enero, según un nuevo expediente judicial.

    Una moción presentada por el acusado William Pope de Topeka, de Kansas, sugirió que muchos de esos agentes estaban en los terrenos del Capitolio de Estados Unidos durante las protestas y la irrupción que tuvieron lugar ese día.

    El Sr. Pope escribió que la presencia de tantos agentes federales debería haber resultado en una postura de seguridad más agresiva por parte de la policía que habría evitado la violencia y la necesidad de que posteriormente se presentaran casos penales contra casi 1400 personas.

    “…La magnitud de las acciones del gobierno antes del 6 de enero fueron tan escandalosas e impactantes que constituyen una trampa inducida para todos los que estaban en el Capitolio, independientemente de su predisposición”, escribió el Sr. Pope.

    El exjefe de la Policía del Capitolio de Estados Unidos (USCP), Steven Sund, dijo que el FBI no compartió ninguna información de inteligencia que hubiera indicado la violencia que se desarrolló ese día. La división de inteligencia del USCP no compartió toda la información que había recopilado con el Sr. Sund, quien más tarde dijo a un panel de la Cámara de Representantes de Estados Unidos: “El 6 de enero fue un fracaso de inteligencia”.

    El Sr. Pope presentó una hoja de cálculo de casi 50 agentes especiales del FBI y otros funcionarios de la Fuerza de Tarea Conjunta contra el Terrorismo de la Oficina que indicaron en documentos de acusación penal que estaban de servicio el 6 de enero.

    Este grupo incluía un agente de contrainteligencia del ejército estadounidense de Colorado, un agente especial del NCIS, agentes especiales del FBI de Nueva York, Nashville, Memphis, Newark, Filadelfia y Albany, Nueva York, y un agente del Servicio de Protección Federal del Departamento de Seguridad Nacional, según la moción.

    «Ahora hay amplia evidencia de que el FBI tuvo una fuerte presencia en el Capitolio el 6 de enero, lo cual es aún más alarmante considerando el hecho de que ahora sabemos que tenían inteligencia que no fue compartida con otras agencias», escribió Pope. El juez Rudolph Contreras reconsiderará su solicitud de descubrimiento de agentes encubiertos del FBI y otras actividades de agencias policiales el 6 de enero.

    «Esto constituye una conducta gubernamental escandalosa».

    El Departamento de Justicia de Estados Unidos aún no ha respondido a las mociones del Sr. Pope. El Departamento de Justicia tiene una política de larga data de no comentar casos excepto en los expedientes judiciales.

    The Epoch Times pidió al FBI por correo electrónico una estimación de cuánto personal había en el terreno en el Capitolio el 6 de enero. La Oficina Nacional de Prensa del FBI respondió: “No podemos proporcionarle esa información”.

    El Sr. Pope dijo que “es probable que cientos de otros agentes del FBI también estuvieran de servicio el 6 de enero, pero no hayan revelado abiertamente su presencia de servicio”.

    ARTICULOS POPULARES