domingo, junio 16, 2024
More
    spot_imgspot_img

    TOP 5 DE LA SEMANA

    spot_imgspot_imgspot_img

    Related Posts

    Soldado colombiano involucrado en asesinato del presidente de Haití recibe cadena perpetua.

    Un exmilitar colombiano sentenciado a cadena perpetua por el asesinato de Jovenel Moïse en Haití

    Un militar retirado de Colombia fue condenado el viernes pasado a cadena perpetua en un tribunal de Miami (Florida) por su participación en el magnicidio del presidente haitiano Jovenel Moïse el 7 de julio de 2021. Esta acción sumió a Haití en un caos devastador.

    Germán Rivera, identificado como uno de los líderes de los mercenarios que llevaron a cabo el asesinato, se presentó ante el juez federal Jose E. Martínez para escuchar su sentencia.

    El mes pasado, el capitán en retiro admitió haber brindado apoyo a la conspiración criminal y haber conspirado para matar o secuestrar a alguien fuera de los Estados Unidos.

    El acusado, vestido con un uniforme de prisionero de color marrón y con las manos y los pies esposados, optó por no ejercer su derecho a expresar palabras antes de la sentencia.

    Rivera se convierte en la segunda persona condenada en los Estados Unidos por el asesinato del presidente haitiano. El país norteamericano asumió jurisdicción sobre el caso debido a que la planificación del asesinato de Moïse se llevó a cabo, en parte, en Florida.

    En junio, Rodolphe Jaar, un empresario haitiano-chileno, recibió una condena de cadena perpetua por su participación en el magnicidio.

    El 7 de julio de 2021, un grupo armado compuesto por aproximadamente 20 colombianos asesinó al presidente haitiano, de 53 años, en su residencia privada en Puerto Príncipe, sin que sus guardaespaldas intervinieran.

    Rivera mantuvo varias reuniones con otros conspiradores y formó parte del convoy armado que se dirigió a la residencia de Moïse el día del asesinato, según sus propias declaraciones.

    Según la Fiscalía estadounidense, dos directivos de una empresa de seguridad con sede en Miami urdieron un plan para secuestrar a Moïse y reemplazarlo por Christian Sanon, un ciudadano haitiano-estadounidense que ansiaba convertirse en el presidente de Haití. Antonio Intriago, de nacionalidad venezolana, y Arcángel Pretel Ortiz, colombiano, eran los instigadores detrás de esta trama, con la intención de asegurar contratos lucrativos para la construcción de infraestructuras y la provisión de fuerzas de seguridad a un posible gobierno liderado por Sanon, quien también enfrenta cargos en los Estados Unidos.

    Inicialmente, la intención era secuestrar a Moïse, pero al no lograrlo, los conspiradores optaron por asesinar al mandatario.

    Desde entonces, Haití ha vivido un período de gran inseguridad, con bandas que controlan aproximadamente el 80% de Puerto Príncipe y un aumento significativo en delitos violentos, como secuestros para exigir rescates y robos a mano armada, en esta nación caribeña empobrecida.

    ARTICULOS POPULARES